Nuestra empresa

             "Les raboteurs de parquet - Gustave Cabeillotte"

 

Nuestros orígenes en el sector se remontan al año 1971, cuando la determinación de un grupo de personas vinculadas al proceso productivo y a la instalación industrial de suelos de parquet, se transformó en un proyecto empresarial propio que no ha dejado de evolucionar dia tras dia hasta llegar a su actual dimensión, abarcando todos los procesos.

 

INDALPARQUET, nuestra delegación en Roquetas de Mar (Almería), nació por la creciente demanda existente en la zona oriental de Andalucía sobre suelos de parquet y tarima de alta calidad, categoría premium. 

 

 

Nuestro principal objetivo es obtener CLIENTES 100% SATISFECHOS. Para lograrlo,  tenemos la madera totalmente controlada desde su origen, hasta que  es instalada en el suelo de su domicilio :

 

  • Comenzamos por la extricta selección en sus países de origen de las partidas de madera en bruto de las diferentes especies.

 

  • Una vez que la madera en bruto es recepcionada en nuestras instalaciones, adecuamos la misma en nuestros secaderos higrométricos situados en Santa Cruz de la Zarza (Toledo) durante el tiempo necesario, que oscila generalmente entre 30/70 dias, según especies.
  • Continuamos con el aserrado y calibrado de la madera, así como con la fabricación de parquet y tarima maciza en nuestra propia factoría ubicada junto a la planta de secado, siguiendo los más extrictos controles de calidad.

 

  • Transportamos la madera ya elaborada y perfectamente adecuada, hasta nuestros almacenes en Roquetas de Mar (Almería) con nuestra propia flota de camiones.

 

  • Finalmente, instalamos el parquet o tarima maciza con nuestro propio equipo de instaladores, desplazados desde nuestra sede central en Madrid, atendiendo a las particularidades técnicas de la instalación y a las necesidades y gustos particulares de nuestros clientes.

 

Solamente de esta forma, nos aseguramos estar en perfecta disposición de poder ofrecerle la máxima calidad en su pavimento de madera maciza.