Conozca su parquet : cuidados básicos a seguir con un suelo de madera.

La madera y sus productos derivados son materiales higroscópicos, es decir, absorben y ceden humedad del ambiente en función de las diferentes condiciones de temperatura y de humedad en que se encuentran.

 

Los acabados que reciben los parquets y tarimas (barnices, aceites, ceras, etc ...) representan solamente una protección relativa frente a la absorción o cesión de humedad del aire por parte del pavimento.

 

Un estado de humedad relativa demasiado elevada o demasiado baja con respecto a la habitual durante más de 15 dias, puede provocar una absorción o pérdida de humedad excesiva por parte del pavimento, lo que podría manifestarse mediante variaciones dimensionales de las tablas, dando lugar a hinchazones, o a la aparición de juntas de merma entre las tablas.

Para evitarlo, es necesario prever el acondicionamiento adecuado del domicilio mediante una correcta ventilación diaria, e intentar proteger la madera, en la medida de lo posible, de la incidencia directa de la radiación solar durante los meses más cálidos.

 

Es recomendable colocar pequeños recipientes decorativos con agua en varios lugares de la vivienda, que contribuyan a crear y mantener un microclima estable en el interior de su domicilio.

Tenga en cuenta que la obtención y mantenimiento de unas condiciones óptimas de temperatura y humedad en el domicilio, es una materia sobre la que le podemos asesorar, pero que deben de ser asumidas por el propietario de la vivienda.

 

 

<volver>